Y ahora...Madrid


Cuando tienes un hijo tu pensamiento fundamental es que sea feliz. Librarlo de los malos momentos, del dolor, de los problemas. Y que su futuro sea brillante, luminoso, lleno de alegría y de salud. Al crecer, te preocupas de sus estudios, de sus amigos, de su novia. Y hay un momento en que te anuncia que se va de casa. En este caso, a estudiar fuera el doble master que completará su doble grado. En este caso, a Madrid. Y aquí empieza todo.

Tu corazón está partido. Quieres que alcance sus metas y que las disfrute. Pero no quieres perder su compañía. Su habitación en la casa. Sus charlas y risas. Las disputas. Los momentos de nostalgia. No quieres que se vaya y sabes que tiene que irse. Es verdad que hay muchos muchachos que se quedan en casa y que se mantienen cerca de sus familias. Pero yo no fui una de ellas y él tampoco lo es. La vida.

La ciudad es Madrid. Allí nos veremos en los fines de semana que vamos a compartir a partir de ahora. Madrid es una desconocida para los dos y pronto, seguramente, iremos viendo aspectos que se nos escapan, de manera que se convierta en una ciudad cercana. Es una aventura que haremos en equipo. Una mami que se precie y que es tan amante como yo de las tecnologías y de la escritura no puede dejar pasar esta oportunidad de reflejar en un blog toda esa movida de viajes, lugares, sitios, anécdotas, sensaciones, que vamos a sentir. Por eso nace este blog, Mami en Madrid.

Que os guste. Visitadlo a menudo. Y comentad todo aquello que os parezca. Será divertido. Y, quizá, aprendamos algo. 

Comentarios

  1. Veréis que es una ciudad muy acogedora. Yo antes de empezar a vivir en ella la ODIABA ( ese prejuicio sobre las grandes urbes). Estaba bmuy equivocado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea así y que se adapte bien, sobre todo que haga amigos. Vamos solitos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Muy leído

Slips, calcetines, camisetas

Buscando sitios de interés